Tres municipios de Boyacá fueron seleccionados para empezar con el fortalecimiento de la acción climática en Colombia

Clima LAB es una Organización no Gubernamental –ONG- creada por jóvenes colombianos para desarrollar iniciativas socioambientales como la del proyecto ´Fortaleciendo la Acción Climática en Colombia´, donde se involucró a las comunidades de los municipios de Mongua, Siachoque y Toca.

Según Andrés Urrego, director de proyectos de Clima LAB, en esta iniciativa se va a trabajar con las comunidades campesinas de base para fortalecer los procesos productivos de cada región y al mismo tiempo lograr la conservación de las zonas de páramos que tienen influencia en estas localidades. Todo esto para impactar positivamente el territorio mientras se hace un aporte significativo a las políticas locales de desarrollo social y climático.

La Fase I del proyecto comenzó en mayo del 2021 y durante esta etapa la ONG se encargó de involucrar a 150 personas, 50 por cada municipio, para reconocer la hoja de ruta y el plan de acción que se iba a trabajar y también para elaborar el diagnóstico en torno a los tres planes de adaptación ancestral al cambio climático que se van a desarrollar en los tres municipios circundantes a los Páramos de La Cortadera y Ocetá.

El proyecto se planteó a cinco años y en el 2022 empieza la fase II. “En esta fase vamos a implementar unas acciones de adaptación, de fortalecimiento económico y de liderazgo comunitario para hacer que los actores sociales reconozcan mejor su territorio, se apoderen más de las zonas de páramos y generen procesos de conservación de los recursos naturales” explicó Urrego.

Durante la fase II, Clima LAB espera llegar directamente a más de 500 personas por cada localidad, pero según Andrés, con el avance de esa etapa se podrían impactar indirectamente a más de 4.000 boyacenses. “Somos una organización que trabaja directamente con las comunidades de base, aunque hemos tenidos varios acercamientos con las Alcaldías de cada municipio y con la Gobernación de Boyacá” añadió.

Los tres planes de adaptación para cada localidad se basan en la ejecución de diferentes programas relacionados con el fortalecimiento de la actividad económica turística, la medición de la capacidad de carga turística, un sistema de alerta temprana comunitaria, el fortalecimiento económico agrícola y lácteo y un programa de conservación. (Fin – Jader Silvera – UACP – URT)

Comparte las mejores noticias