Remoción en masa en zona rural de Socotá deja a 6 familias damnificadas

Durante el domingo 2 de julio se reportó un desprendimiento en masa en el sector El Guamá de la vereda Pueblo Viejo de este municipio ubicado al nororiente del territorio boyacense; situación que ya había alertado a la comunidad el pasado 29 de junio; pero que recientemente puso en riesgo y dejó damnificadas aproximadamente a 20 personas de 6 familias de la región. 

Eusebio Correa, alcalde de la localidad, describió que la situación es de tal magnitud que incluso varias de esas familias perdieron sus casas y cultivos, lo que los deja en estado de vulnerabilidad e indefensión, motivo por el cual requieren ayuda y acompañamiento urgente. “Luego de la emergencia por fortuna no se reportaron problemas heridos entre los integrantes de esa comunidad, pero teniendo en cuenta que esta zona es muy lejana, lo que tiene que ver con atención en salud siempre es muy complejo”, describió el mandatario. 

El Guamá es un punto que queda más cerca al perímetro urbano de Pisba que de Socotá, para llegar allí se debe utilizar más de un día de trayecto usando vehículo, semoviente (por lo general caballo o mula), e las extremidades inferiores; “no es tan fácil llegar allá, y menos con ayudas humanitarias”, agregó el mandatario. 

Luego de conocerse la emergencia el gobernador de Boyacá, Ramiro Barragán Adame, expresó a través de sus redes sociales que dio la instrucción precisa a la Unidad Administrativa para la Gestión del Riesgo de Desastres de Boyacá de que enviará una comisión técnica para evaluar los daños en las fincas de esas personas damnificadas, y apoyarlas con lo que se requiera en primera medida. 

Ante el anuncio del mandatario departamental, Correa puntualizó que lo primero que requieren para atender a las personas afectadas son alimentos, elementos de aseo personal, frazadas, utensilio de cocina y algunos medicamentos, esto en una instancia inicial; aunque posteriormente es necesario brindar acompañamiento psicológico y social a cada ciudadano, y luego empezar a pensar en la reubicación en nueva infraestructura. 

“Vamos a buscar el acercamiento con el Gobernador de Boyacá, también con la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres y, además, estableceremos contacto con la Procuraduría General de la Nación y con la Defensoría del Pueblo para que nos ayuden a brindar el acompañamiento necesario en este proceso, finaliza diciendo Correa. (Noticia en desarrollo) (Fin – Jader Silvera – UACP -URT)

Comparte las mejores noticias