La Playa, un problema de salud pública para Tuta

Habitantes de las veredas de Río de Piedras, Resguardo y Agua Blanca del municipio de Tuta están cansados de los malos olores y la propagación de zancudos que genera la represa de La Playa.

El objetivo de este embalse es regular las aguas, que en época de lluvia podían desbordar el Río Jordán, sin embargo con el tiempo se convirtió en el vertedero de aguas negras de municipios vecinos.

Según informó el ingeniero Horacio Pachón, jefe de conservación de Usochicamocha, existe un pacto el cual se firmó en el año 2000 que contemplaba la operación por 4 años de una cosechadora que debía retirar el buchón, mientras se daba cumplimento al compromiso de los municipios de Tunja, Oicata, Cómbita y las cárceles del Bárne de dejar de llevar vertimientos de aguas negras allí.

Dicho pacto no se está cumpliendo, asegura el funcionario, puesto que se siguen depositando los residuos de dichos municipios a La Playa, lo que además ya ha deteriorado la estructura de la válvula y la compuerta.

El próximo 20 de febrero en el coliseo de la vereda de Río de Piedras se realizará una reunión en la que se espera la presencia de los alcaldes de los municipios implicados, la comunidad y Corpoboyacá, con el fin de obtener respuestas y acciones contundentes.

 

Redacción

ÉRIKA SÁNCHEZ

Comparte las mejores noticias