Casi 40 especies de aves que habitan en Boyacá estarían en peligro de extinción

Durante el año 2021 el Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt, que entrega información y genera conocimiento para la toma de decisiones en materia medio ambiental, presentó los resultados de una investigación denominada ‘El cambio climático podría extinguir las plumas del país’, y para el pesar de todos los colombianos el panorama no es alentador.

El proceso investigativo evidenció que en Boyacá se ubican 104 especies de aves con alta vulnerabilidad; de las 1.107 que habitan, anidan o descansan en este departamento. Un registro preocupante si se tiene en cuenta que dentro del territorio boyacense se localiza casi el 45 % del total de las aves que hacen parte de la biodiversidad total de Colombia.

Para Elkin Alexi Noguera Urbano, investigador adjunto en evaluación y monitoreo del Instituto, el caso de Boyacá es especial porque tiene un buen número de municipios amenazados por el cambio climático; “en la tercera información de cambio climático que hizo el Ideam en el 2017 se sugiere que Boyacá tiene muchos municipios con riesgos hídricos, de seguridad alimentaria y en la biodiversidad, y ese riesgo en los sectores se traduce directamente en una condición de vulnerabilidad para las especies que viven en cada ente territorial”, explicó.

A manera de ejemplo Noguera Urbano reseñó que Puerto Boyacá, una localidad con un buen número de aves en su territorio, puede presentar factores de riesgo y vulnerabilidad ante el cambio climático por sus condiciones geográficas y productivas, lo que a corto, mediano y largo plazo puede desembocar en un factor de riesgo latente, incluso de peligro de extinción, para las diferentes especies de aves; “si cambian las condiciones del lugar en el que vivo, pero yo no puedo adaptarme a esas nuevas condiciones, estaría destinado a desaparecer”, puntualizó.

El Doctor en ciencias biológicas y especialista en bio-geografía, manifiesta que Boyacá cuenta con 21 de las 77 especies de aves que hay en el país, es decir el 27 % de ese registro, lo que ubica al departamento en los primeros lugares del país con mayor número de especies que podrían extinguirse a mediano y largo plazo como consecuencia del cambio climático. El panorama más complejo data a 34 especies amenazadas; de las cuales están 13 en peligro crítico, 15 en peligro y 6 vulnerables.

Con esa investigación se articula un punto de partida, en el que ya trabajan diferentes instituciones, para mitigar los efectos y evitar al máximo que especies como el colibrí gorriazul (Amazilia cyanifrons), la reinita cerúlea (Setophaga cerulea), o el arasi collarejo (Pteroglossus torquatus), desaparezcan del territorio boyacense, o peor aún, se extingan por completo. (Fin – Jader Silvera – UACP – URT)

Comparte las mejores noticias